Otoneurología

¿Qué es la Otoneurología?

La Otoneurología, también conocida como Neurootología, es una subespecialidad que combina los aspectos de la Otología (rama de la medicina que estudia las características del oído y las patologías de la audición) y la Neurología (que analiza el cerebro y el sistema nervioso). 

 

Por lo tanto, la Otoneurología es una rama que estudia los trastornos de la audición y cómo éstos están conectados al sistema nervioso central.

 

En este sentido, esta especialidad también se ocupa de estudiar cómo las patologías del oído interno pueden degenerar en un trastorno de equilibrio

 

 

De esta manera, esta disciplina se ocupa de todas las partes del oído, los nervios centrales y periféricos conectados a él, y cómo toda esta estructura general está conectada a las otras estructuras del cuerpo.

 

¿Qué patologías trata la Otoneurología?

Las disfunciones y patologías tratadas mediante la Otoneurología son las siguientes:

  • Infecciones del oído y del hueso temporal: varios tipos de otitismeningitis, laberintitis tóxica, bacteriana y sifilítica
  • Trastornos vasculares: infarto laberíntico, isquemia, hemorragia laberíntica, síndrome de Wallenberg
  • Enfermedades autoinmunes del oído interno
  • Otosclerosis
  • Traumatismos del oído: conmoción cerebral laberíntica, pérdida auditiva a causa de traumatismo, fístula perilinfática
  • Esclerosis múltiple
  • Trastornos craneales y de la mandíbula
  • Rehabilitación de la función vestibular (equilibrio)
  • Casos severos de vértigo
  • Enfermedad de Ménière
  • Tumores del hueso temporal, fosa craneal posterior, oído medio, meningioma

 

Para diagnosticar y tratar este tipo de patologías, el especialista en Otoneurología verifica la función del oído interno y los nervios craneales a través de la realización de pruebas y estímulos diferentes.

 

Algunas de las técnicas utilizadas para realizar este tipo de pruebas son:

  • Prueba de Romberg
  • Prueba de coordinación dedo-nariz
  • Gafas Frenzel
  • Estímulos con agua fría y caliente

 

Tras la realización de estas pruebas, el médico evalúa el equilibrio, mediante la Electronistagmografía, y registra los movimientos oculares, a través de una Electrooculografía. Finalmente, se realiza una posturografía estática computarizada.

 

Una vez obtenidos todos los datos, el médico establece un pronóstico para decidir el mejor tratamiento para el paciente. La terapia se puede llevar a cabo mediante cirugía, rehabilitación o medicamentos.

 

¿Cuándo es necesario consultar a un otoneurólogo?

Es importante que el paciente acuda a la consulta del otoneurólogo cuando experimente síntomas que pueden indicar un problema otoneurológico, como pérdida de audición, parálisis facial y problemas de equilibrio.

 

En cualquier caso, el especialista en Otoneurología puede considerar la necesidad de intervención quirúrgica en algunos problemas encontrados durante la visita.